Lester Toledo, portavoz de la oposición venezolana: “El mundo tiene que obligar a Maduro a renunciar”

La oposición en Venezuela pide que España no reconozca las elecciones del 20 de mayo

En 2016, Lester Toledo esquivó a los servicios de inteligencia de Venezuela, escapó del país y se convirtió en abanderado de los presos políticos. España le concedió la nacionalidad por carta de naturaleza y hoy es portavoz en Europa del Frente Amplio, que agrupa a organizaciones de derechos humanos, estudiantiles, sindicatos, partidos, iglesias y chavistas disidentes. Exige elecciones “libres” frente a la “estafa” del 20 de mayo.

¿Qué ha llevado a colectivos que en el pasado incluso estuvieron enfrentado entre sí a formar el Frente Amplio de Venezuela Libre?

El Frente Amplio de Venezuela surge como respuesta a una demanda organizativa de unir todas las fuerzas que están luchando contra Nicolás Maduro. Hay organizaciones que defienden los derechos humanos,  universidades,  federaciones de estudiantes luchando porque los jóvenes de Venezuela no tienen futuro, empresarios, las iglesias, tanto la Católica como la Evangélica, gremios y sindicato y partidos políticos. Y tenemos el chavismo disidente, gente creyó en Hugo Chávez y que no voy a apoyar más a Nicolás Maduro. Ganamos unas elecciones en 2015 a la Asamblea Nacional y el Gobierno desconoció el resultado, la clausuró y generó hace unos meses una especie de narcosoviet que es la Asamblea Nacional Constituyente que tiene competencias por encima de la Constitución y de dios, según parece. Frente a esta realidad, tienes que cambiar tu forma de organizarte y así surge el Frente Amplio, con objetivos concretos: elecciones libres y verdaderas, no las del 20 de mayo, que no son un proceso electoral, son una estafa.

¿Cómo serían esas elecciones libres y justas?

Donde todos los actores políticos puedan participar, puedan hacer sus propuestas, donde haya una observación electoral calificada, donde se den todas las auditorías del proceso técnico. En Venezuela, las elecciones están automatizadas y el software después de las elecciones a la asamblea constituyente, quien las gestiono durante 15 años denunció que por lo menos dos millones de votos fueron adulterados. Y luego están las condiciones políticas: tienes que dejar hacer campaña. En clave española, lo que está convocando Nicolás Maduro es como si el presiente Rajoy, viendo que no tiene mayoría en el Congreso, lo cierra y funda otro, la Asamblea Nacional Constituyente, con una elección única donde hay el 100% de diputados del PP. Y después convoca elecciones en dos semanas y elimina por decreto al PSOE, a Ciudadanos y a Podemos,  encarcela a Albert Rivera e inhabilita a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias. Pero yo quiero que el mundo me reconozca como presidente de España. Desde enero, la dictadura de Maduro eliminó la Mesa de Unidad Democrática (MUD), a Alianza de Unidad Democrática, al partido Primero Justicia y Voluntad Popular. Los principales cuatro líderes de la oposición están presos o inhabilitados.

Sí hay un candidato alternativo a Maduro, Henri Falcón se enfrentará a Maduro en las urnas.

Henri Falcón no representa a la oposición, no tiene nada que ver con nosotros. ¿Cuál es el interés político que lo mueve? Si es por chantaje político, porque lo presionaron, si hay intereses económicos, políticos, no lo sé. Pero los partidos que se reúnen MUD (germen del Frente Amplio) hicieron una consulta nacional y la primera discusión fue si participar o no y decidimos todos es que no. Y este señor dijo que se quería inscribir (como candidato). A su inscripción le dieron cobertura en cadena de radio y televisión por el canal del Estado. Es un tapado que ha puesto el Gobierno ahí para convalidar, para tratar de lavar la cara a la elección, que haya un chavista y un opositor.

¿No temen quedar aislados por no ir a las elecciones?

Todo lo contrario. Somos optimistas con la decisión que tomamos porque creemos que va a tener consecuencias clarísimas para Nicolás Maduro y que va a acelerar su salida. Hay gente que dice que por dejar que Maduro vaya solo y se elija solo va a acumular más poder. Nosotros creemos que va a acumular más ilegitimidad porque hoy hay gente que no le gusta el Gobierno de Maduro, tiene una legitimidad de origen, porque fue electo en unas condiciones más o menos viables. Si hace las elecciones del 20 de mayo, nadie va a reconocer su presidencia. Nadie le puede reconocer y es lo que vamos a pedir en Europa y que el Congreso de los Diputados ratifique las palabras de Rajoy, que ha dicho que no reconoce esa elección. El señor Rajoy y otros gobiernos dicen que no reconocen esa convocatoria hasta que no haya condiciones, entonces mal puedes reconocer el resultado. A partir del 20 de mayo yo no creo que acumule más poder, Venezuela va aser una especie de estado forajido, que no tiene Legislativo porque cerraron la asamblea y que no tiene Ejecutivo porque nadie reconoce al presidente.

Hablan de cambiar al presidente, pero previsiblemente ganará las elecciones. ¿Esperan que renuncie, otro escenario…?

Esperamos que Maduro va a renunciar pero no por voluntad propia. Va a renunciar porque el mundo le tiene que obligar. En Venezuela hay una clase política que representa a más del 80% del electorado, según las últimas elecciones, y hay un estado criminal. Son criminales gobernando. Un tribunal de Nueva York dice que los sobrinos del presidente Maduro sacaban la droga por la rampa presidencial del angar del aeropuerto, los detuvo la DEA y están pendientes de juicio. El vicepresidente, sancionado por vínculos con terrorismo; el ministro de Interior y Justicia, pedido por la DEA y los principales ministros de las carteras que manejan las finanzas, todos sancionados, con cuentas bloqueadas y pasaportes bloqueados por corruptos. Pronto esa presión de que nadie haga negocios con Venezuela, de que nadie le preste un dólar, que instituciones democráticas serias no reconozcan a Venezuela, con la movilización interna, es lo que va a generar una renuncia o una salida negociada para que haya una transición hacia la democracia.

¿Cómo valora el papel de Rodríguez Zapatero como mediador en las fracasadas conversaciones entre el gobierno y la oposición en Santo Domingo?

Una vergüenza. Yo fui testigo del documento que el señor Rodríguez Zapatero quería hacernos firmar sobre las elecciones y yo quiero un mediador que quiera para Venezuela lo mismo que para su país. Alguien que defiende los derechos humanos y está de lado de la verdad y la justicia, viendo este esperpento que quería hacer el Gobierno, tenía que haber dado un paso al costado y él vino como vocero del Gobierno a pedirnos que por favor firmáramos eso.

Maduro accedió a retrasar las elecciones como pedía la oposición, del 22 de abril al 20 de mayo…

Esa era una de un paquete de condiciones que si bien es importante no es determinante. Con las condiciones que hay hoy, si pone las fechas en diciembre, da igual.

La UE, EEUU y cada vez más países de América Latina exigen a Maduro elecciones limpias e imponen sanciones. Pero quedan Rusia y China, aliados de Venezuela.

Son distintos. El interés de China es netamente económico y nosotros hemos tenido conversaciones informales con autoridades chinas y les decimos que vamos a hacer un gobierno responsable y a honrar los compromisos de la nación, todos. Pero los que se hicieron del último año y medio para acá, donde la Asamblea está en desacato y todos los compromisos los hizo unilateralmente el Ejecutivo, no. Si China se atreve a darle un dólar a Nicolás Maduro sin que eso vaya aprobado por la Asamblea Nacional ese dólar lo van a perder. Les dijimos que se lo pensaran dos veces y desde hace año y medio la información que tenemos es que no ha habido créditos importantes de los chinos. Rusia sigue sosteniendo financieramente al régimen y están haciendo negocios ilegales. Los rusos han dado dinero para sostener la dictadura de Maduro, para comprar las armas, los fusiles, los tanques a cambio de la explotación de petróleo a futuro de no sé cuántos años. Yo creo que Rusia tiene un interés distinto al de China, ahí sí hay intereses políticos, ideológicos. Venezuela se ha convertido en el eje de toda una política mundial. EEUU tiene posiciones sobre Siria, Ucrania y Rusia dice que también voy a jugar en el patio trasero de EEUU.

Aun siendo elegido el 20 de mayo, ¿Maduro no llegará como presidente al final de su mandato, en 2025?

Estoy convencido, convencido. El país es ingobernable, eso no lo soporta nadie. Incluso los militares tienen hijos y esposas y van al mercado y no consiguen y van al hospital y no los cogen, y salen a la calle y la policía no los cuida. Llevamos más de 40.000 muertes violentas en el último año. Esto es una guerra no declarada, esto no lo aguanta ningún pueblo. En lo que más creo es el noble pueblo de Venezuela que no se va a callar, la gente se va a rebelar contra esto.

¿Qué papel esperan que tenga el Ejército?

Importantísimo. Una de nuestras reivindicaciones es que las fuerzas armadas actúen, en el buen sentido. Que permitan que se restituya el hilo constitucional que se rompió. Yo no creo en un golpe de estado, no hay golpe de estado bueno, deja una cicatriz social de la que cuesta años recuperarse y yo creo que nadie quiere. Lo que ellos no pueden es seguir avalando. Hay un principio claro en las fuerzas armadas que es el de no reconocimiento de una orden que viole los derechos humanos. El año pasado subestimamos a las fuerzas armadas y pensamos que después de 4 meses de protestas iban a dar un paso al frente junto a la oposición y no iban a permitir más esto, como hicieron en el año 2002 (año del fracasado golpe de estado contra Hugo Chávez) y han hecho siempre. A los militares, enviarles un mensaje de aliento, de respaldo y sé que son mayoría los buenos que tiene que actuar. En la última semana ha detenido a más de 26 altos rangos del estamento militar. Hay un alzamiento militar interno no declarado y el Gobierno está haciendo una cacería a quien cree que es disidente.

¿Esperan el desacato militar?

Si, claro. El llamado a los militares es que aquí hay un gobierno serio, que el interés es que se cumplan los derechos humanos y que no queremos perseguir ni juzgar a nadie, para eso están los tribunales. Queremos llegar a gobernar, hacer un plan de emergencia, un plan país, contra la crisis humanitaria y poder reabrir las compuertas de Venezuela a que vaya inversión extranjera y nos ayuden los organismos internacionales a abrir un canal humanitario al que el Gobierno se ha negado para que entren medicamentos, comida, para ayudar al pueblo.

Según este plan, ¿Maduro se retiraría, habría elecciones…?

Yo lo veo en dos procesos. Un primer proceso que es una transición. Tiene que haber un gobierno relativamente corto, entre nosotros hay quienes creen que tiene que ser solo un año y otros que plantean hasta 3 años de transición. Con una junta cívico militar donde los tribunales den respaldo a un gobierno civil que ponga orden y prepare al pueblo de Venezuela con unas instituciones fuertes para un proceso electoral limpio y libre donde las distintas corrientes políticas se puedan presentar. Seguramente, el chavismo va a pasar a ser oposición, nosotros haríamos unas elecciones primarias, escogeríamos a un líder de la Unidad y ese líder íria a una elección y a gobernar.

¿Debería tener preferencia una persona que permanece en Venezuela sobre los que están en el exilio para liderar la Unidad?

Las preferencias las rigen las encuestas y en los últimos  dos, tres años, todos los sondeos de opinión dicen que la figura política mejor valorada es Leopoldo López.

¿Hay consenso en torno a la figura de Leopoldo López dentro del Frente Amplio?

Eso es subjetivo. Mi opinión es que tiene que haber primarias, es lo más sano. El consenso es lo más bonito, pero te pueden decir que lo pusieron a dedo. Levanta suspicacias.

¿La oposición venezolana se siente bien tratada por el Gobierno español?

Bueno, eso depende de cómo lo mires. Yo diría que tenemos razones para estar agradecidos y que el balance es positivo. Cuando comenzamos con esta lucha internacional, el primer Gobierno electo que recibió a Lilian Tintori (esposa de Leopoldo López) fue el del presidente Mariano Rajoy. En estas giras, siempre nos veíamos en el lobby de un hotel, en la parte de atrás de una cancillería, sin fotos, porque había mucho miedo y mucho cuidado. El presidente Rajoy nos recibió con honor. Y luego han hecho ayuda muy excepcional, yo soy un ejemplo: el Gobierno bloqueó mi pasaporte y me convertí en apátrida y el Gobierno de España otorgó la nacionalidad por carta de naturaleza, me dieron pasaporte. Pero siempre hay cosas por hacer. Hay un reclamo, la regularización de los venezolanos. No vienen porque es bonito o quieren vacacionar. Hay un éxodo, la gente está saliendo obligada. ACNUR exhortaba hace días a los países del mundo que dieran trato a los venezolanos de refugiados. La OEA rafificó este pedido, son refugiados, son como los sirios, atiéndanlos. Los casos de solicitud de asilo en los últimos 3 años en España son menos de 20.000 y se ha dado repuesta a menos de 100. En 2005, Zapatero legalizó con solo un decreto a más de 800.000 personas que estaban aquí y ellos no son ni 20.000 y la respuesta que están recibiendo del gobierno español no está a la altura de las circunstancias.

¿Les gustaría que hubiera una regularización de venezolanos como la general que hizo Zapatero en 2005?

Solicitamos la regularización de los venezolanos que están acá. Yo no quiero ser parte de una elite, que no por ser diputado me hicieron español pero los venezolanos a los que no conoce nadie, no. Si tengo que entregar mi pasaporte para ser parte de esos venezolanos que están luchando para tener los mismos derechos, estaría dispuesto.

En la manifestación que convocaron en Madrid del 17 de marzo hubo representantes de PP, PSOE, C’s. ¿Les hubiera gustado haber visto representantes de Podemos?

La lucha por los derechos humanos no puede tener fronteras. Ni geográficas ni ideológicas. Partidos de izquierda, derecha y centro en toda Europa han respaldado la lucha de los venezolanos y el que admita que Nicolás Maduro es un dictador, que hay presos políticos, una crisis humanitaria y que están haciendo un proceso que no es electoral, bienvenido. Hasta ahora la posición de los señores de Podemos ha sido justificar todo lo que hace la dictadura de Maduro. Pero la política dicen que es el arte de lo posible. Si el día de mañana estos señores cambian de posición, como están cambiando algunos chavistas, despiertan mágicamente y se encuentran que eso es una dictadura y deciden apoyarnos, si no hay tanto recursos como les han financiado en el pasado, y deciden decir que están  en contra de eso, bienvenidos a la lucha. Pero creo que no es su estatus de hoy.

¿Venezuela se ha convertido en un arma arrojadiza en la política española?

No. Es una bendición que el tema venezolano haya servido en EEUU , Europa y América Latina como ejemplo para lo malo. Lo que nos interesa a nosotros es sentir que el mundo conoce nuestros problemas, que la gente se preocupa… Yo creo que es bueno, yo soy muy respetuoso de la política nacional, no milito en ningún partido aquí, respeto mucho la política de aquí y en todos los países pero para nosotros es una bendición que se hable de Venezuela. Primero para que se sepa lo que está pasando y, en segundo lugar, que los gobiernos hagan algo, porque la solidaridad de que te presto un pañito y lloro contigo no es suficiente, hay que hacer cosas y las presiones es la mayor herramienta diplomática que tienen los gobiernos para mostrar su repulsa por lo que está pasando allá.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.