Trucos para mejorar el rendimiento de tu viejo PC

Posees un PC que ya se ha quedado antiguo y no quieres deshacerte de él. Esto es más normal de lo que crees, dado que comprar uno nuevo no es barato, por mucho que se busquen ofertas low-cost. Si eres de los que está en esta problemática en estos momentos, este post te va a interesar: aquí van unos pequeños trucos para mejorar el rendimiento de tu viejo PC.

Comprar un disco duro SSD

Este es el mejor consejo que te vamos a dar. Y no lo decimos de oídas: lo hemos experimentado. Si puedes comprar un disco duro SSD, hazlo. No salen muy caros los de menor capacidad, y te aseguramos que vas a dar una segunda vida a tu PC. Para que te hagas una idea, nosotros lo experimentamos con un portátil de 2011 de gama media. Se le cambió el disco duro por uno SSD y todo cambió: la CPU no sufría tanto, la ventilación tampoco, la batería no se resentía tanto y todos los procesos se agilizaban. No te vas a arrepentir, te lo garantizamos.

La desfragmentación de disco

Si tu disco duro posee ya un tiempo considerable, nuestro consejo es que le pases el desfragmentador de disco. Con eso conseguirás reordenar los archivos almacenados en el disco duro. De esta manera, todos ocuparán espacios contiguos y no independientes, lo que da más vitalidad a tu disco duro. Si a esto le sumas borrar aquellos archivos que no necesites, pues tienes el combo perfecto (pero si vas a borrar, hazlo antes de la desfragmentación).

Cierra procesos

Una de las cosas que más sufren todos los PCs es la cantidad de programas que deben iniciar cuando se arrancan. Si te paras a pensarlo, casi todo el software que utilizas lo podrías iniciar una vez el PC haya cargado correctamente, ¿por qué hacerlo entonces de inicio? Nuestro consejo es que desactives todos y cada uno de estos procesos iniciales. Configuración del sistema -> Inicio de Windows. Ahí tendrás todo el listado para desmarcar.

Limpia el PC por fuera

Esto funciona bastante bien, y seguro que la pregunta que te estás haciendo es “por qué influye el exterior en el interior”, ¿verdad? Puede que tu PC acumule tal cantidad de polvo que lastre el rendimiento del mismo, sobre todo en los sistemas de ventilación que posee o las hélices de la propia tarjeta gráfica. Ábrelo, compra una pequeña brocha de pintar y límpiala con cuidado todos los componentes. Así mismo, ayúdate también de un espray de aire comprimido. Mano de santo.

Formatea

Es el último consejo y un poco ya a la desesperada: formatear. Puede que tras tanto tiempo sea hora de que tu PC tenga un merecido formateo. Con el paso de los años vamos acumulando restos de archivos que nunca se terminan de eliminar, por no hablar de que la partición de Windows no deja de crecer. Formatear el disco duro es dar una nueva vida a tu PC y que aguante durante un nuevo (y largo) periodo de tiempo.

 

Fuente

 

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.