Cómo proteger tu red WiFi (Parte 2)

Tras una primera entrega de Trucos para proteger tu red Wifi, seguimos hoy con otros 5 trucos para tener un wifi seguro. Las soluciones de hoy son formas más avanzadas de evitar que la gente te robe el wifi y de que la seguridad de este se vea comprometida… ¡Vamos allá!

Cómo aumentar la seguridad de tu red WiFi

6. Cambia tu contraseña con regularidad

Todos lo hacemos. Cada vez que vienen invitados a casas les damos la contraseña de nuestro WiFi como si nada. El problema de hacer esto es que dificulta comprobar quién ha accedido a nuestra red y quién no. Una forma sencilla de solucionar este problema es restablecer la contraseña Wi-Fi con regularidad. Tendrás que volver a conectar todos tus dispositivos inalámbricos cada vez que cambies tu contraseña, pero será un pequeño precio a pagar por mantener el control sobre quién tiene acceso a tu red WiFi.

7. Usa una VPN

Las VPN (siglas en inglés de “redes virtuales privadas”) están en todas partes, incluso en países donde se han prohibido, como en Rusia. Una VPN actúa como un salvoconducto que encripta todo lo que haces en la red. Detienen incluso que tu ISP pueda monitorizar lo que estás haciendo en Internet e incluso puede enmascarar tu ubicación para que, si lo deseas, puedas acceder a contenido restringido en tu país.

Las VPNs hacen muy difícil que terceras personas puedan rastrear tu uso de la web y tener una VPN de calidad es la mejor defensa ante vulenerabilidades, como la recientemente descubierta KRACK.

8. Usa un router que te permita crear una red de invitados

Si tu router te permite crear una red de invitados, estás de suerte. Una red de invitados te permite separar la red WiFi que usas en tu casa de otra red para dar acceso a internet a tus visitas. De esta forma no deberás cambiar la contraseña de tu WiFi cada vez que tengas invitados.

9. Activa el filtrado MAC de tu router

Un filtrado MAC inalámbrico hace que un dispositivo se conecte a tu WiFi sólo si la dirección MAC del dispositivo se ha añadido a la lista de filtros. Esto puede hacer que el proceso de conectar dispositivos a tu WiFi sea un poco más molesto, pero aumenta significativamente la seguridad de la red. Funciona realmente bien si tienes una red sólo para invitados, ya que añade un nivel adicional de seguridad sin que debas preocuparte por las direcciones MAC cada vez que alguien viene.

10. Desactiva el WiFi siempre que puedas

Puede que este consejo sea el más molesto de la lista, pero piensa en los dispositivos que estás utilizando con más frecuencia para acceder a Internet. Si puedes conectar tu televisor y ordenador mediante conexión por cable, entonces ya habrás reducido una gran cantidad de tráfico inalámbrico en tu casa. Así pues, la idea es utilizar el WiFi en el hogar sólo en aquellos dispositivos donde sea obligatorio y siempre de forma intermintente. Si puedes hacer esto, la mayor parte del tiempo no tendrás una red WiFi de la que preocuparte. Puede que esta opción no sea muy popular, pero merece tenerla presente.

 

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.