El incómodo instante en el que el vestido de la Reina se desabrocha (y que cierra una camarera)

El vestido de Ana Locking le jugó una mala pasada a Doña Letizia al desabrocharse durante el brindis con el presidente portugués

Una cena de gala en palacio siempre es una fabulosa ocasión para que las invitadas a tal exclusivo evento luzcan un vestidazo que no podrán volver a usar en otro tipo de eventos. Las invitadas y la anfitriona, claro. La Reina Letizia, para ser más exactos.

Poco acertada, según algunos expertos, la esposa de Don Felipe vistió un diseño de Ana Locking (su estreno con la creadora toledana) de corte sirena, con manga larga y cuello a caja repleto de perlas bordadas en relieve y cut-outs tanto en la parte delantera como en el anverso.

El vestido, que ya lució por cierto la actriz Marta Nieto en la alfombra roja de los último Premios Feroz, no le sentaba del todo mal a la Reina, quien parecía sentirse cómoda con su elección. Al menos mientras estuvo saludando a la decena de invitados, porque cuando llegó la hora del brindis, tras el discurso del Monarca, Doña Letizia sufrió un pequeño percance.

Justo en el instante en el que su copa se encuentra a escasos centímetros de la de Marcelo Rebelo de Sousa, el comensal situado a su derecha, el botón del vestido se desabrocha.

Un incómodo momento que duró lo que tardó en acercarse una de las camareras a la que la Consorte, consciente del percance, llamó para que la ayudara, como muestran algunos fotogramas de los vídeos del discurso de Su Majestad.

 

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.