La oposición a Maduro critica las violaciones a la ley electoral

Zapatero, que defiende la transparencia de los comicios, fue increpado por votantes en Caracas

Los rivales del presidente venezolano, Nicolás Maduro, en las elecciones presidenciales que se desarrollaron ayer aseguran que el oficialismo ha violado la norma electoral en al menos 350 oportunidades, mientras la oposición abstencionista asegura que solo se ha registrado un 12 % de participación. Las denuncias fueron desestimadas por la presidenta del Poder Electoral venezolano, Tibisay Lucena, que señaló que estas quejas no son «nada» en comparación con procesos de votación pasados.

Por su parte, el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero dijo que «si hay elementos que en el día de hoy los representantes de los diferentes candidatos ponen en cuestión, se puedan lógicamente conocer, examinar, dictaminar sobre ellos».  Zapatero hizo estas declaraciones en un centro de votación en la acomodada zona caraqueña de Chacao, donde fue increpado por gente que hacía cola para votar o que estaba en las cercanías.

El exgobernador Henri Falcón y el expastor evangélico Javier Bertucci, segundo y tercer favorito en los sondeos de opinión respectivamente, denunciaron que el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) vulnera la legislación electoral al instalar carpas para controlar el voto oficialista a menos de 200 metros de los centros electorales. Desde el occidental estado de Lara, Falcón dijo que estas carpas, que el chavismo denomina «puntos rojos», se han dispuesto como «mecanismo de presión», como «elementos de chantaje» político y social a un sector de la población al que se pretende «comprar su dignidad» al pedirles que presenten el llamado «carné de la patria».

De esta forma Falcón se refirió a la estructura del PSUV y los partidos aliados al oficialismo para registrar a los votantes a través de este carné, que es un sistema del Gobierno venezolano con el que se recopilan datos de los votantes, sus necesidades, su ubicación, y los beneficios que recibe del Estado. Denunció además el abuso del «voto asistido» que permite a terceros acompañar al elector hasta la máquina de votación y ayudarle a ejercer el sufragio, una excepción establecida solo para personas de la tercera edad o con alguna discapacidad.

Y mientras Falcón asegura que se han producido 350 irregularidades, Bertucci las eleva a 380 y también subraya las violaciones a la ley electoral que se cometen desde los puntos rojos donde hay «compra de conciencia». Cuando un ciudadano acude a votar «lo abordan (en los puntos rojos) para entonces preguntarle por quién va a votar empiezan a ofrecerle dinero, comida, no hay libertad en este punto para que este elector ejerza su derecho», sostuvo.

El expastor dijo contar con fotografías y vídeos que respaldan estas denuncias de irregularidades que ocurren, según dijo, en centros de votación con poca observación electoral. «Este no es un acto democrático, este no es un ejercicio democrático, están jugando con el hambre del pueblo están usando la comida y el dinero para comprar el voto», prosiguió.

Mientras tanto, el opositor Frente Amplio Venezuela Libre, que llamó a no votar en estos comicios por considerarlos fraudulentos, cifró a mediodía de ayer en el 12% la participación en las presidenciales. «Las cifras del 12 % de participación demuestran que no hay nadie en los centros, que no hay ningún tipo de participación», informó a el diputado Jose Manuel Olivares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.